Translate

sábado, 1 de marzo de 2014

UCRANIA. IV

Los Extremistas de Sector Derecho y Svoboda imponen el TERROR en Ucrania.


Las últimas noticias que van llegando de Ucrania son bastante preocupantes. Como ya advirtiéramos en su momento desde este blog, el poder de Sector Derecho y Svoboda tratarían de consolidarse en el país por medio del terror inducido en la población. En primer lugar, llama la atención la opacidad de los medios de comunicación burgueses en informar de lo allí ocurrido; lejos de lo que ocurría en la Plaza de Maidan hace tan sólo unos días donde los medios de comunicación informaban de forma tendenciosa y partidista, ahora, parecen haber desaparecido barridos del mapa y sólo ofrecen la versión que les es transmitida previamente por el poder ilegítimo instaurado por el golpe de estado. Los únicos medios que informan de lo que está ocurriendo en el interior de Ucrania son rusos; a través de ellos se están confirmando nuestras más oscuras previsiones de implantación del poder ilegítimo del Nazi-Maidan en el interior de Ucrania, y más en concreto, en las regiones del sur y este del país. A la ilegitimidad de las decisiones del nuevo poder instaurado en Kiev se van uniendo otros desmanes cometidos por él; así lo ha denunciado un comunicado de diputados de la cámara baja del Parlamento ucraniano: "Actualmente en Ucrania se limitan los derechos de los ciudadanos, en concreto el derecho de comunicarse y estudiar en su idioma nativo; la violencia y las represiones contra los que piensan diferente existe en la mayor parte del país; está prohibida la actividad de varios parlamentarios. Hombres armados que tuvieron un entrenamiento especial, incluso en campamentos fuera de Ucrania, y otras fuerzas radicales que usurparon el poder imponen su posición en las regiones del este y el sureste del país donde la mayoría es rusófona y no comparte las visiones de la minoría radical y agresiva".
Que los nazifascistas necesitan legitimar su poder ante la opinión pública es un hecho indubitado y, para ello, tratan de adelantar posiciones imponiendo, primero mediante el terror sobre los disidentes (exterminándolos), y después mediante el miedo, la coacción y la imposición sobre la población civil como paso previo a unas elecciones fraudulentas que impidan el voto libre y la denuncia de los hechos violentos. El guión está escrito de antemano, como lo estaba la difusión de falsa información por parte de los medios liberales y periodistas que contrasta aparentemente con la opacidad y silencio del momento actual. Ya antes de la toma de Maidan y Kiev se habían producido hechos violentos, como los acaecidos en Cherkassy, con la muerte de los ucranianos que se oponían al Nazi-Maidan a manos de los propios neonazis que interceptaron el convoy.
Es obvio que en un contexto de terror y violencia como el que padece Ucrania es imposible realizar unas elecciones libres y democráticas, pero, lo que es más, el poder actual de Sector Derecho y Svoboda es ilegítimo, está obtenido por la fuerza y la violencia de una fuerza política que apenas contaba con el 10% de apoyo electoral. De ahí que necesiten, cuanto antes, vestir el muerto y dar una apariencia de normalidad a lo que no lo es, por su origen y el contexto en que se desarrolla.
¿Y, cómo es posible que una facción tan minoritaria haya tomado el poder? Detrás del origen de las protestas de Maidan existe un complejo operativo que, aprovechándose en el estado de descontento popular proveniente de la corrupción de la clase política y empresarial ucraniana nacida en la instauración de la mafia capitalista como consecuencia de la desaparición de la URSS, proviene del apoyo procedente de Occidente, EEUU y la UE, a través de organizaciones del tipo de Otpor (actual CANVAS) que estaban también detrás de la denominada "revolución Naranja" y de otras mal llamadas revoluciones que se han producido en el entorno de los países de la ex-URSS y Europa del Este, como Serbia; además de ellas, milicias entrenadas en Estonia que, ya habían participado en otros operativos como la intentona de ocupación de Osetia del Sur y el intento de holocausto sobre la población de origen ruso (agosto de 2008), que, fue parado por los tanques del Ejército Ruso. Existe a mayores la participación de políticos de terceros países occidentales (el senador estadounidense John McCain, el Presidente polaco Kaczynski, la Subsecretaria  estadounidense de Estado Victoria Nuland, la responsable de Política Exterior Europea Catherine Ahston o el Ministro de Asuntos Exteriores Alemán, etcétera) que pasaron a darse un baño de masas en Maidan, al igual que en la revolución naranja pero con otro contexto. La presión de Washington y Bruselas fue haciéndose mayor con el fin de lograr que no se firmara el tratado de unión aduanera entre Rusia, Ucrania y Bielorrusia.
En ese contexto de violación actual de Derechos Humanos en Ucrania por parte de los violentos neonazis, el origen violento e ilegal de la toma del poder, la falta de respaldo democrático y demás factores negativos, una intervención del Ejército Ruso se hace imprescindible y necesaria con el fin de restaurar la paz, la legalidad y evitar el holocausto sobre la población rusoparlante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario