Translate

sábado, 10 de mayo de 2014

Los llaman prorrusos, son antifascistas


http://redroja.net/index.php/noticias-red-roja/noticias-cercanas/2549-los-llaman-prorrusos-son-antifascistas

Se vienen sucediendo en Ucrania acontecimientos históricamente cruciales. Ucrania entró en la tragedia tras un golpe de Estado orquestado y armado por el imperialismo europeo, en su interés por conquistar el país para la UE. Inmediatamente, el nuevo gobierno títere firmaba un plan de ajuste estructural con el FMI. Para llevar adelante su golpe de Estado el “occidente democrático” no ha dudado en apoyarse en los neonazis ucranianos, dejando a su paso innumerables víctimas civiles. Mientras tanto, sus multinacionales de la “comunicación” recuperaban ese viejo lema franquista de “Rusia es culpable”... aunque dicho país se hubiera limitado, sin disparar un solo tiro, a responder a una petición de auxilio por parte de Crimea; petición que cada día que pasa se comprende más.
En realidad, estos acontecimientos tienen raíces mucho más profundas y un alcance mucho mayor. Desde nuestra organización se viene defendiendo la idea de que, en su ciclo actual, el capitalismo, en tanto que sistema en franca decadencia, no tiene más remedio que complementar la guerra social en el interior con la guerra imperialista en el exterior. Particularmente significativo, dentro de este panorama, es el debilitamiento de un imperialismo norteamericano armado hasta los dientes, que busca prolongar como sea una hegemonía que ya no tiene base económica real
Los recientes acontecimientos en Ucrania deben también contextualizarse en este escenario. Es claro que desde la caída de la Unión Soviética asistimos a una oleada impune de intervenciones criminales imperialistas desde Irak a Siria pasando por Yugoslavia y Libia. Y que al final del camino está el propio debilitamiento y despedazamiento de Rusia e incluso China. Esto es compartido por todas las potencias capitalistas del “lado occidental” de la Guerra Fría. Si bien, debajo de la diplomacia y de los titulares mediáticos, puede rastrearse una inevitable contradicción entre la agenda alemana (que aspira a un control gradual de la periferia europea) y la estadounidense (a la que, de momento, le basta con desestabilizar sembrando el caos y dificultando que otros países, ya sean orientales u occidentales, sigan ganando posiciones).
Pero hay algo nuevo que ha desestabilizado a su vez ese largo ciclo infernal imperialista. Y que ya se había reflejado a modo de prolegómeno en Siria. La novedad es que Rusia, por primera vez desde la caída de la URSS, ha vuelto a marcar al fin sus líneas rojas. Así, fue su despliegue de buques militares en el Mar Negro el que efectivamente frenó una eventual agresión imperialista más directa contra Siria, que podía haber reducido el país a cenizas al completo. De este modo, y por primera vez desde el final de la “Guerra Fría”, la OTAN se encontró con un actor dispuesto a pararle los pies. Y ahora en Ucrania hemos vivido un segundo capítulo que confirma el cambio de tendencia.
En coherencia con este análisis, Red Roja se reafirma más que nunca en la defensa de un antiimperialismo que, de manera consciente y calculada, ponga el foco en los crímenes del imperialismo... y nunca en los límites del agredido. Que alivie la presión enfrentándose a los verdaderos agresores, en lugar de reforzar dicha presión con críticas a las imperfecciones, defectos y límites de quienes resisten; críticas que, no por casualidad, siempre olvidan la necesidad deautocriticar la escasez de movimiento antiimperialista aquí en una zona “privilegiada” del planeta como es la nuestra. Más nos valdría impedir que utilicen nuestro territorio como base de lanzadera para sus intervenciones imperialistas, tal como se está ensayando ahora mismo en Baleares.
Otro de nuestros roles principales en el “centro” del sistema es desmontar la agresión mediática (otro brazo más, como el armado) mediante la cual el imperialismo intenta detener la protesta aquí en la retaguardia, con una colaboración especial de los llamados “ni-nis”. En este sentido, no deja de resultar despreciable que las mismas organizaciones pretendidamente “anticapitalistas” -esas que no dudaron en encadenar declaraciones de apoyo a un “Euromaidán” en el que al parecer veían “la revolución”- guarden ahora silencio ante la existencia nítida y admirable de un poderoso movimiento antifascista, del que hablaremos más adelante.
Lamentablemente vemos cómo no son esos sectores los únicos equivocados. No podemos estar de acuerdo con la declaración de distintos “partidos comunistas y obreros” encabezados por el KKE griego que incurren en equiparar los imperialismos yanqui y europeo al imperialismo... de Rusia. La realidad es que Rusia, cercada por EE UU mediante el escudo antimisiles, rodeada de bases militares, no es “uno de los dos imperios en disputa colonial”, sino precisamente la víctima de una colonización que, en línea con lo ya apuntado, pretende despedazarla y sitiarla desde hace un siglo.
Pero a nuestra organización nada de esto la coge de nueva. Ya en la declaración de Red Roja “Desinoculándonos la parálisis antiimperialista” (01/03/2012) declarábamos abiertamente lo siguiente: “Claro que pueden encontrarse actitudes y actuaciones imperialistas en muchos países de todos los tamaños, sin duda más creíbles en Rusia y en China por su potencia. Claro también que sobran por aquellos lares casos de explotación capitalista con los que no vamos a comulgar. Pero, para los marxistas, lo importante no es el imperialismo que se quiera, sino el que se ejerza, o se pueda ejercer. Seguimos ligando el imperialismo más criminal y causante principal de agresión de los pueblos a los países capitalistas “viejos y avanzados” (...). Por eso, con Cuba, Venezuela y resto de países del campo bolivariano, muchos nos negamos a explicar los conflictos derivados de la pretensión de someter a China y a Rusia como contradicciones interimperialistas de mismo nivel. Ni mucho menos consideramos a esos países como factores responsables de la permanente y siempre creciente desestabilización de la situación internacional. De ahí que ni para estos asuntos seremos ninis”.
*
Lo que sucede en Ucrania no es una simple cuestión étnica o nacional. Asistimos fundamentalmente a la rebelión -ahora sí- de un pueblo que, sobre todo en el sureste y cada vez más en todo el país, se niega a reconocer a los fascistas instalados en Kiev mediante un golpe de Estado tramado por occidente. Y de un pueblo que se niega a desaparecer como país convirtiéndose en otra colonia alemana bajo el señuelo de la integración en la UE. En este sentido, paradójicamente, los llamados “separatistas prorrusos” son más ucranianos que los “nacionalistas”. Los llaman prorrusos cuando son, simplemente, antiimperialistas y antifascistas.
Por eso queremos honrar a los que se baten en las calles ucranianas luchando contra el fascismo. A todos esos héroes desconocidos que dan la vida para poner un dique de contención frente a la barbarie de los nazis. Los mismos nazis que han expulsado de la Rada ucraniana a todos los diputados comunistas. Que han matado a muchos otros rojos y antifascistas. Que incendiaron el Local de los Sindicatos de Odessa, quemando vivas a decenas de gentes trabajadoras. ¡Si Dimitrov levantara cabeza y viera cómo aquellos mismos que quemaron el Reichstag, y lo acusaron a él, son hoy cubiertos mediáticamente por Falsimedia!
Vemos con orgullo cómo esa resistencia antifascista se inspira en el inmenso sacrifico de la Gran Guerra Patria soviética. Y estamos convencidos de que en la suerte que sigan las Repúblicas Populares de Donetsk, Lugansk y Járkov nos jugamos más de lo que parece: que la guerra social que ya sufrimos no nos traiga la imperialista a nuestras puertas mismas. Por eso, nuestra deuda no es con el capital euro-financiero que nos machaca a golpes de recortes sociales: nuestro enemigo común. Nuestra deuda está con la sangre antifascista que allí se derrama. Esa es la única deuda que tenemos pendiente. Y debemos honrarla.
Para ello, Red Roja es consciente de que un solo acto público en la calle vale más que mil declaraciones antiimperialistas circulando por internet. Por eso convoca y llama a todos sus simpatizantes a acudir a la concentración del sabado 10 de mayo, a las 19:00h, en la Embajada Ucraniana de Madrid.

¡No a la OTAN, bases fuera!
¡Contra los imperialismos yanqui y europeo!
¡Por el derecho a la autodeterminación de los pueblos!
¡Los llaman prorrusos, son antifascistas!
¡No pasarán!

martes, 6 de mayo de 2014

Ucrania: Al menos un muerto y tres heridos tras el asalto de Mariupol

Publicado: 6 may 2014 | 17:27 GMT Última actualización: 6 may 2014 | 20:01 GMT
Las Fuerzas Especiales de Ucrania han comenzado a asaltar los puestos de control en Mariupol, en el sureste de Ucrania. En el centro de la ciudad se escuchan tiroteos. Al menos hay un muerto y tres heridos, según las autodefensas.

"Parece que el asalto ha comenzado", declaró Mikhail Krutko, representante de las fuerzas de autodefensa, precisando que aún no hay información sobre heridos o víctimas. "Hace un momento hemos comenzado a recibir mensajes acerca de un ataque masivo contra nuestros puestos de control, situados en la parte occidental de la ciudad", agregó.

Testigos afirman que la calle central de la ciudad está cortada. Según distintas fuentes, se registran tiroteos cerca de una base militar y del aeropuerto. 

Según una de las activistas de la ciudad e Mariupol citada por LifeNews, "el Sector Derecho está tratando de entrar en la ciudad y dispara contra civiles".  

También se ha escuchado un tiroteo en la base militar ubicada cerca del aeropuerto Mariupol. Se informa que un grupo vestido con ropa negra de camuflaje disparó contra varios vehículos. De momento no hay información sobre muertos o heridos. 

Un testigo ha confirmado a RT la información sobre el tiroteo, precisando que hay víctimas mortales. "El Sector Derecho ha llegado a Mariupol, se ponen los uniformes de la policía y les da órdenes el jefe de la policía de la ciudad", dice.

Los residentes de Mariupol se reúnen en el centro de la ciudad y construyen barricadas para detener a los agentes de las fuerzas de seguridad de Ucrania que atacan la ciudad, según informó Interfax, que cita a un miembro de las autodefensas. 
 
"En la ciudad suena la sirena que alerta sobre el inicio del asalto. La gente se reúne en el centro, quema neumáticos para obstaculizar la entrada de las fuerzas de seguridad, construye barricadas", explica el autodefensa de Mariupol Mijaíl Krutkó.  

La Guardia Nacional y el Ejército de Ucrania llevaron a cabo operaciones especiales en Mariupol el pasado 3 de mayo, cuando rodearon un edificio administrativo tomado por manifestantes afines a la federalización. A mediados de abril Mariupol fue escenario de un fallido asalto de los oponentes del Euromaidán y el Gobierno autoproclamado a una base militar, que fue castigado con arrestos masivos.  

 

 


Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/127357-ucrania-tiroteos-mariupol

Última hora: Los comunistas son expulsados del parlamento por el gobierno golpista ucraniano

1315483851
    El Partido Comunista de Ucrania ha sido expulsado del parlamento, informa RIA Novosti.
    Oleg Lyashko, candidato a la presidencia, lo calificó como un hecho histórico, y expresó su temor a que el partido vaya a ser prohibido en el país.
    Vladimir Aryev de la fracción del Partido Patria en el Parlamento confirmó la salida del Partido Comunista por su actitud separatista.
    El Partido Comunista condenó que agentes de la ley se volcaran en la denominada operación antiterrorista en el este y los acusó de los asesinatos en masa. El Partido de las Regiones respaldó las acusaciones de los comunistas.

    ¿Qué ocurrió realmente en Odessa? un vídeo revela el montaje gubernamental

      El 2 de mayo los criminales banderistas ucranianos quemaron vivos a varias decenas de opositores a la Junta de Kiev en Odessa, mientras los “soldados” ucranianos, conjuntamente con los combatientes de “Praviy Séktor” continúan en este momento la operación de castigo en Kramatorsk y Slaviansk, asesinando a sangre fría a civiles.
      Los medios de comunicación occidentales se apresuraron a cambiar la versión de los hechos, y acusaron a las milicias de auto defensa de comenzar las trifulcas y de incendiar el edificio donde quemaron vivas a más de 45 personas, aunque esta cifra aún no es segura pues un Diputado del Consejo Regional de Odessa habla de 116 muertes.
      En la prensa española destacó el periodista de ABC Rafael M. Mañueco, que llegó a asegurar en el diario que “manifestantes prorrusos lanzaron cócteles molotov contra la Casa de los Sindicatos”.
      Sorprendentemente, también en la izquierda política hay voces situadas con el fascista Euro Maidan. AsíIzquierda Anticapitalista ha asegurado en un comunicado que en Ucrania “no hubo golpe de estado”, culpando al gobierno de Viktor Yanukovich del uso de francotiradores contra la población civil, y asegurando que la parte de la policía y del ejército que se situó con el nuevo gobierno fascista “se mantuvo del lado de la gente”.
      “Apoyamos el descontento popular y la aspiración a vivir libre y dignamente, en un Estado democrático y a deshacerse de un régimen oligárquico y criminal, expresado en el movimiento llamado Euro Maidan”.

      La verdad de los hechos: ¿qué ocurrió realmente en Odessa?

      Nuestro colaborador y traductor del ruso Josafat S. Comin, ha subtitulado un reportaje del primer canal de la televisión rusa, donde se analizan las imágenes de los sucesos de Odessa que terminaron con el asesinato de 46 personas.
      Como se demuestra claramente en el vídeo, el gobierno golpista de Kiev trazó una estrategia evidente para movilizar a cientos de ultras pro Maidan para conseguir desalojar a comunistas y militantes de izquierdas de la Casa de los Sindicatos.
      Un análisis imprescindible que deja a las claras lo que realmente pasó en Odessa y que no te puedes perder.

      lunes, 5 de mayo de 2014

      ÚLTIMA HORA: LOS ANTIDISTURBIOS DE ODESSA SE NIEGAN A REPRIMIR A SU PROPIO PUEBLO Y TIRAN LOS ESCUDOS.


      https://www.youtube.com/watch?v=k18w4dI8cxY&feature=youtu.be&noredirect=1

      "Las autoridades de Kiev son culpables de un genocidio"

      Publicado: 3 may 2014 | 13:30 GMT Última actualización: 3 may 2014 | 18:02 GMT
      El miembro del Consejo Presidencial de Rusia para el Desarrollo de la Sociedad Civil y los Derechos Humanos Ígor Borísov opina que la operación especial de las tropas enviadas desde Kiev es "un genocidio contra su propio pueblo" y se mostró "seguro de que las personas que tomaron la decisión de utilizar las Fuerzas Armadas contra civiles serán castigadas tarde o temprano". 

      Alexander Torshin, miembro del Consejo de la Federación (la Cámara Alta del Parlamento ruso), dijo al portal Ridus que el Gobierno autoproclamado debe asumir la responsabilidad por el uso de la fuerza contra el pueblo. "Se trata de un fenómeno sin precedentes. La operación del Ejército con vehículos blindados, aviones y artillería es una violación flagrante de la declaración de Ginebra", afirmó. 
       

      "El cinismo de Occidente implica consecuencias graves a largo plazo" 

       
      El diputado del Partido Comunista ruso Leonid Kaláshnikov opina que los políticos actuales de Kiev "sienten el apoyo de EE.UU., por lo que no se preocupan por las leyes y demandas de la sociedad". "Si algo parecido sucediera incluso en los países más pobres de África, Occidente reaccionaría de inmediato, pero en el caso de Ucrania, los políticos occidentales guardan silencio", dice Kaláshnikov. 
       
      Según el político, "Kiev tampoco planea desarmar a los radicales responsables de la muerte de más de 40 personas que fallecieron asfixiadas por el asalto de los milicianos del Sector Derecho en Odesa. El Gobierno actual da órdenes de manera hipócrita para intensificar el conflicto". 
       
      Los radicales operan con la aprobación tácita de Occidente 
      "Los radicales operan con la aprobación tácita de Occidente", opina el diputado del Partido Liberal-Democrático de Rusia, Alexéi Didenko. 

      El portavoz de la presidencia rusa, Dmitri Peskov, destacó, por su parte, que sólo hace unos meses los líderes occidentales no permitieron al presidente legítimo de Ucrania, Víktor Yanukóvich, tomar medidas para restablecer el orden durante las protestas en Maidán, pero ahora adoptaron una posición de profundo cinismo hacia la operación de castigo de las autoridades ucranianas. 

      "Nosotros percibimos esa posición como un [tipo de] cinismo que implica consecuencias graves a largo plazo a causa del derramamiento de sangre e inevitablemente indica su responsabilidad sobre lo que está sucediendo", subrayó el portavoz presidencial.  

      "Consideramos que las palabras de que 'el monopolio para la aplicación de la violencia tiene que pertenecer al Estado ucraniano' son absolutamente inalcanzables para el entendimiento humano", declaró Peskov, refiriéndose a la reciente declaración de la jefa de la diplomacia de la UE, Catherine Ashton. 


      "Las autoridades de Kiev están transformándose en algo que puede considerarse como criminales", dijo el diputado Didenko, que agregó que "la situación requiere la intervención activa de la comunidad internacional, que, sin embargo, no está preocupada por esos crímenes, sino por el contrario, sigue llevando a cabo un plan de distanciamiento de Ucrania con respecto a Rusia". 
       

      La tragedia de Odesa, escenario "al estilo nazi" 
       

      Leonid Slutski, director de la Comisión de la Duma Estatal para asuntos de la Comunidad de Estados Independientes (CEI) y la Integración Euroasiática, afirmó que el incendio en la Casa de los Sindicatos en Odesa, "se asemeja a los crímenes de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial". 

      "Es la nueva [masacre de] Jatýn y Auschwitz", señaló el político ruso, que también agregó que "la benevolente reacción occidental hacia los mencionados crímenes de las autoridades de Kiev contra su propio pueblo es lo que causa una preocupación especial". 
       
      La última vez que las personas fueron quemadas vivas en Ucrania fue durante la Segunda Guerra Mundial
      El primer vicepresidente de Crimea, Rustam Timergalíyev, también cree que los acontecimientos en Odesa son comparables a los crímenes nazis en Ucrania durante la Segunda Guerra Mundial. 

      "La última vez que las personas fueron quemadas vivas en Ucrania fue durante la Segunda Guerra Mundial. Los crímenes de la 'junta neonazi' de Kiev del 2 de mayo, cuando más de 40 personas fueron brutalmente asesinadas en la ciudad heroica de Odesa, muy pronto recibirán un castigo justo", escribió Timergalíyev en su página de Facebook. 

      Según el representante permanente de Rusia ante la ONU, Vitali Churkin, las acciones del Sector Derecho en Odesa evocan los crímenes de los nazis, fuente de inspiración ideológica de los ultranacionalistas. Churkin también instó "a los 'abogados' occidentales de las autoridades ucranianas a que se unan a Rusia y condenen este acto bárbaro".   

      El diputado del Partido Comunista Alexander Yúshchenko, que despegó esta mañana rumbo a Crimea para preparar la celebración del 70º aniversario de la liberación de la ocupación nazi de la península, aseguró que "en violación de todos los posibles acuerdos las autoridades autoproclamadas han cruzado la línea roja al iniciar una operación de castigo contra su propio pueblo".  Yushchenko también comparó la operación militar con el ataque de Hitler a la URSS el 22 de junio de 1941, ya que cree que la junta que se hizo con el poder en Kiev de manera ilegítima está actuando de forma muy parecida.  
       

      Kiev cruza la 'línea roja', ¿qué será lo próximo? 

       
      El portavoz presidencial también afirmó que después de que "personas desarmadas fueran quemadas vivas" en Odesa, para Rusia o cualquier otro país será imposible persuadir a los ucranianos del sureste de que se desarmen. 

      "Después de los trágicos acontecimientos ocurridos en Odesa, Rusia efectivamente perdió su influencia en estas personas porque no podrán ser convencidas de desarmarse en vista de la amenaza directa contra sus vidas", aseguró Peskov. 

      Los vecinos se sienten furiosos, lo ocurrido sigue siendo un choque para todos 
      El líder del movimiento de Liberación de Odesa, Yegor Kvasniuk, a su vez, está seguro de que después de los acontecimientos del viernes, en la ciudad se formará un movimiento guerrillero contra los milicianos armados. 

      "Los vecinos se sienten furiosos, lo ocurrido sigue siendo un choque para todos. Pero estoy seguro de que dentro de un día o dos, Odesa empezará a responder a los mercenarios", dijo Kvasniuk.  
        
      "Las autoridades de Kiev, a su vez, están dispuestas a inflamar el conflicto hasta la Tercera Guerra Mundial. Sin embargo, todavía existe la posibilidad de resolver esta situación de forma pacífica si se celebra un referéndum el 11 de mayo", indicó el activista y enfatizó que "no se puede privar a los ciudadanos ucranianos del derecho a la autodeterminación". 

      Texto completo en: http://actualidad.rt.com/actualidad/view/127079-ucrania-odesa-genocidio-pueblo